¡Chau pendientes! El método japonés para alcanzar esas metas postergadas

Author

Categories

Share

«No dejés para mañana lo que puedas hacer hoy». Seguro escuchaste mil veces esa frase, y quizá hasta te la repitas cada vez que estés postergando algo que sabés que tenés que hacer.

Según la Asociación para la Ciencia Psicológica (APS, por sus siglas en inglés) el hecho de postergar puede generar estrés en el trabajo, en la familia, en los compromisos sociales y hasta puede afectar el bienestar mental.

Por el contrario, concluir con la lista de «pendientes» genera más satisfacción y confianza en uno mismo, sobre todo cuando pensábamos que no podríamos lograrlo.

El antiguo método japonés, conocido como Kaizen, que significa mejora continua, puede ayudarte a sacarte los miedos o la fiaca que te hace seguir postergando cosas que querés o sabés que debes hacer.

Esta técnica te permite ir modificando gradualmente tu rutina. La misma surgió como una estrategia de crecimiento constante en empresas industriales, pero hoy es aplicable a distintas áreas de la vida.

¿En qué consiste el método Kaizen?

La propuesta es tomarte 60 segundos de tu día para hacer eso que venís postergando. Si lo haces todos los días, la perseverancia y continuidad hará de este pequeño esfuerzo, un hábito diario.

Así que, aunque sea, tomate 1 minuto para hacer ejercicio, llamar a alguien, cocinar algo rico, ordenar, leer algo que te gusta, o hacer alguna actividad que te acerque a ese objetivo deseado que venís pateando. Pero comenzá con algo pequeño.. aunque sea por 60 segundos.

Cuando ese tiempo te empiece a parecer muy poco y hasta empieces a disfrutar de tu minuto, entonces estás preparado para pasar a la etapa siguiente de dedicarle más tiempo, y así, de forma progresiva ese hábito va ir tomando más lugar en tu vida.

No es necesario que los grandes cambios provengan de grandes esfuerzos que hace que rapidamente nos frustremos y abandonemos todo. El secreto está en la perseverancia y continuidad. ¿Te animas a probar?

Author

Share