Causas y recomendaciones contra la halitosis o mal aliento

La halitosis o mal aliento es un problema común que se puede desarrollar por una infección dental, mala higiene o consumo de ciertos alimentos.

Asimismo, en ocasiones aparece como consecuencia de enfermedades subyacentes a las que se les debe prestar atención.

El síntoma suele tener cierto impacto a nivel emocional, dado que la persona afectada siente vergüenza y ansiedad por las implicaciones en su entorno social. Si bien existen alternativas para neutralizarlo temporalmente, muchas veces es persistente si no se la da un manejo adecuado.

¿Qué se debe hacer? ¿Cómo prevenir y tratar este problema? En primer lugar es primordial determinar cuál es su causa. Posteriormente, se pueden poner en práctica una serie de recomendaciones que favorecen su alivio. ¡Descúbrelo!

Causas de la halitosis que debes saber

halitosis

Una de las causas más comunes de la halitosis o mal aliento es la higiene deficiente. Dado que las bacterias se quedan acumuladas entre las piezas dentales, encías y lenguas, es frecuente que se presente este síntoma. Ahora bien, cuando se prolonga o no se elimina con enjuagues, podría tener otro origen.

Consumo de alimentos fuertes y bebidas

Algunos alimentos y bebidas pueden ser los detonantes del mal olor en la boca. De hecho, esta también es una causa frecuente de halitosis. Al consumir alimentos como los ajos y las cebollas, el estómago absorbe aceites durante el proceso digestivo. 

Estos aceites pasan al torrente sanguíneo y viajan hasta los pulmones. Consecuentemente, se produce un olor que otras personas pueden notar cuando el afectado respira. Bebidas como el café y los refrescos también pueden incidir en este problema.

Fumar

La mayor parte de las personas que consumen tabaco suelen presentar problemas de mal aliento de manera recurrente.

Dado que este producto está lleno de toxinas, altera el pH de la saliva y reseca la boca. Por lo tanto, aumenta la susceptibilidad a sufrir por el crecimiento de bacterias en la cavidad oral.