“Érase una vez… en Hollywood”, se estrenará en agosto. La película tiene una dupla explosiva: Brad Pitt y Leonardo DiCaprio, bajo las manos de Quentin Tarantino.

Las personas que estaban agolpadas frente al Palacio de Festivales de la Costa Azul no pudieron contener los gritos. En la alfombra roja caminó Brad Pitt, el gran galán norteamericano.

La última vez que había estado allí había sido en el 2011, cuando fue junto a su exmujer Angelina Jolie y nadie imaginaba que la relación terminaría como lo hizo.

Por su parte, DiCaprio volvió a rodar cuatro años después de “El renacido”. Con esa película, el actor ganó el primer Oscar de su carrera. Tarantino regresa en búsqueda de la Palma de Oro, un premio que ya se llevó con “Pulp Fiction”.

Pitt se mostró divertido y feliz. El actor posó con todas las personas que lograron pedirle una fotografía y sonrió a todos mientras demostró que puede estar sin pareja, al menos en forma oficial.

DiCaprio se mostró un poco mas relajado junto a su novia argentina, la modelo Camila Morrone. Quentin Tarantino por su parte, también tuvo tiempo para pasear su historia de amor junto a la cantante israelí Daniella Pick, con quien se casó en noviembre de 2018.

En la previa a la proyeccióón, Quentin Tarantino escribió un “anti spoilers” para proteger a “Érase una vez en… Hollywood”.

Mediante una carta abierta publicada en las redes sociales de la película, Tarantino solicitó a los asistentes al pase de ‘Érase una vez en… Hollywood’, dentro de la Selección Oficial del 72º Festival de Cannes, que no revelen spoilers de la trama.

Al término de la proyección, el público se puso de pie y ovacionó durante varios minutos al director, lo que augura un buen final de Festival para Tarantino, quien aseguró que luego de cumplir 60 años espera alejarse del mundo del espectáculo.