La Organización Mundial de la Salud (OMS) difundió recomendaciones para evitar la pérdida de audición como consecuencia del uso de auriculares, un problema que afecta a casi la mitad de las personas entre 12 y 35 años a nivel mundial.

Según el organismo, se corre un “alto riesgo” de sufrir deterioro auditivo por el “uso prolongado y excesivo de sonidos altos”, incluida la música que se escucha a través de dispositivos de audio personales.

La OMS también advirtió que, según los últimos estudios realizados, el 5% de la población mundial (466 millones de personas) presenta algún grado de sordera, y que la mayoría de estas personas vive en países de ingresos medios y bajos. De acuerdo con sus proyecciones, en 2050 una de cada diez personas sufrirá discapacidad auditiva.

En colaboración con la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), la OMS sugirió la incorporación de ciertos aditamentos al diseño de los teléfonos inteligentes que podrían hacerlos más seguros para los usuarios.

Entre las principales recomendaciones del organismo se destacan el control del volumen, incluida su disminución automática en caso de que sobrepase el límite aconsejable; aplicaciones de control parental -en el caso de los más chicos- y la creación de perfiles personalizados que adviertan al usuario si no está utilizando lo decibeles adecuados.

Las sugerencias de la OMS podrán ser adoptadas por cada gobierno y por los fabricantes de los dispositivos de audio de manera voluntaria. En los casos en los que éstas se lleven adelante, su implementación correrá por cuenta del usuario.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here