Más allá del gran éxito, Ariana Grande no puede olvidar el difícil momento que vivió por el atentado que hubo al terminar su show en Manchester, el 22 de mayo de 2017, que dejó 22 muertos y 64 heridos.

También sintió mucho dolor con la muerte de su exnovio Mac Miller. Todo esto le provocó estrés postraumático.

En las últimas horas, Ariana publicó en sus redes una imagen de un escaneo de su cerebro, con los daños que padece. “Gracioso y aterrador. No es una broma”, escribió en el posteo.

"Gracioso y aterrador. No es una broma", el mensaje de Ariana en el posteo junto a las imágenes (Foto-Instagram).

“Gracioso y aterrador. No es una broma”, el mensaje de Ariana en el posteo junto a las imágenes (Foto-Instagram).

La artista también subió un video a sus historias de Instagram en donde le habló a cada uno de sus fanáticos. Abrió su corazón y les envió un mensaje de amor, contención y esperanza.

También opinó sobre su popularidad en las redes: “Tengo muchos seguidores, y es raro. Así que puedo usar esto para difundir cualquier tipo de positividad o luz, sólo quería recordarles que la vida es hermosa si se lo permiten y ponen su energía en el lugar correcto”.