Anorexia nerviosa: preocupa su inicio en edades cada vez más tempranas

Author

Categories

Share

Los primeros años de vida son de vital importancia en la formación de la personalidad. Los valores, gustos, así como las creencias que se adoptan en ese momento de la vida, determinarán los años venideros.

Los trastornos alimenticios que suelen hacer su aparición durante la infancia o adolescencia pueden estar motivados por la desvalorización del propio cuerpo que puede ser causada por múltiples factores, que van desde las burlas de sus compañeros, por un entorno familiar que se vuelve perjudicial o en el afán de perseguir una moda peligrosa.

Lo cierto es que la edad en la que los más chicos se adentran al mundo de los trastornos alimenticios se da de forma más temprana.

Así lo definió un nuevo estudio que se llevó a cabo en Reino Unido y en Irlanda, donde el número anual de casos nuevos de anorexia nerviosa, entre los niños de 8 a 12 años, es aproximadamente el doble en comparación al último informe realizado en el 2006.

Un estudio realizado por ALUBA reveló que la patología alimentaria fue detectada en un 13% de las mujeres entrevistadas, mientras que en los varones fue del 4.5%

Un estudio realizado reveló que la patología alimentaria fue detectada en un 13% de las mujeres entrevistadas, mientras que en los varones fue del 4.5%

La anorexia nerviosa suele afectar a chicos a los que les cuesta comunicarse, ya sea porque son obsesivos pensantes perfeccionistas o tienen emociones inestables.

El acceso a las redes sociales y a la cultura de lo perfecto desde una edad muy temprana contribuye a que chicos vulnerables puedan desarrollar algún trastorno alimenticio

El acceso a las redes sociales y a la cultura de lo perfecto desde una edad muy temprana contribuye a que chicos vulnerables puedan desarrollar algún trastorno alimenticio

Por otro lado, el acceso a las redes sociales y a la cultura de lo perfecto desde una edad muy temprana contribuye a que chicos vulnerables puedan desarrollar algún trastorno alimenticio.

Aquellos que padecen anorexia nerviosa no asocian algunas actitudes que aisladamente no parecen ser importantes, pero que en su conjunto pueden conformar la patología alimentaria grave.

De este modo, aquellas personas con este cuadro no reconocen estar enfermas, tienen un miedo intenso a aumentar de peso y se perciben como personas gordas. Estas tres razones básicas se potencian y dan como resultado una obsesión por adelgazar que no tiene límites.

Para abordar esta temática se trabaja en conjunto con los padres, un psicólogo experto en trastornos alimentarios, un nutricionista, médico y psiquiatra si es necesario. En un niño es difícil pero también se suele evaluar si es necesario un abordaje desde ese lugar.

Author

Share