El tiempo pasa, los chicos crecen y Brangelina ya es parte de la historia. De esa manera podría resumirse la relación que une a Brad Pitt y Angelina Jolie.

La expareja, emblemática de Hollywood durante casi diez años, se encuentra definiendo los últimos puntos de su divorcio. Mientras tanto, mantienen su vínculo gracias a los seis hijos que tienen en común.

En estos días fue el cumpleaños número 13 de Shiloh, uno de sus retoños. Y al llegar a esa edad, el ya adolescente pudo por fin cumplir con uno de sus sueños: entrar a una sala de escape, una modalidad de juegos de ingenio que avanza en todo el mundo y tiene sedes también en la Argentina.

View this post on Instagram

😍

A post shared by Angelina Jolie (@angelinajolieofficial) on

Angelina y Shiloh fueron solos, sin los hermanos del cumpleañero. Y si bien nadie sabe si madre e hijo lograron salir airosos del desafío impuesto en el lugar, lo cierto es que la pasaron de maravillas. ¿Y dónde estaba Brad?

El actor tiene justificada su ausencia en el festejo, ya que se encuentra en Europa, lejos del hogar familiar de Los Ángeles, en medio de la presentación de Once Upon a Time, su película junto a Leo DiCaprio.

Así las cosas, por culpa de Quentin Tarantino, director del film, nos perdimos la oportunidad de ver a Brangelina dentro de una sala de escape.