Amal Clooney está muy ocupada con sus gemelos, sus ositos de peluche e incluso una bolsa de viaje para su hija.

La esposa de George estaba volando sola el jueves por la mañana con los gemelos de la pareja, Alexander y Ella, de un año y medio de edad, mientras el trío abandonaba el Four Seasons y se dirigía a las frías calles de la ciudad de Nueva York.

Es bastante raro ver a sus hijos, y debemos decir que hasta los niños pequeños Clooneys se ven elegantes dondequiera que vayan.

George y Amal se vistieron el miércoles por la noche para asistir a la Gala de las Naciones Unidas en Nueva York con sus padres. Amal, que es abogado de derechos humanos, fue uno de los oradores.