¡Alerta! El tránsito está dañando tu salud

Author

Categories

Share

Según un estudio realizada por la Universidad de Surrey, en Reino Unido, permanecer en el interior de un auto en medio de un embotellamiento es malo para la salud dado que los niveles de contaminación dentro del vehículo son hasta un 40% más altos que cuando se está circulando.

Los daños aumentan si, además, tenemos las ventanas cerradas y el ventilador prendido. En esos casos, la exposición a la contaminación es mayor dado que el aire del exterior ingresa al interior del auto acumulándose ahí dentro.

¿Cómo disminuir este daño?

Cuando te encuentres encerrado en pleno tránsito, o mismo cuando estés esperando en un semáforo con un auto adelante, los especialistas comprueban que el sólo hecho de ajustar el sistema de ventilación disminuye hasta en un 76% la exposición a los gases tóxicos.

De esta forma, hay dos opciones: levantar las ventanillas del auto y apagar el ventilador, o poner la ventilación en la función de recirculación del aire, que trabaja con el aire que está dentro del mismo auto y evita que entre el contaminado del exterior.

El doctor Prashant Kumar, autor principal de la investigación, indica que “siempre que sea posible, una de las mejores maneras de limitar la exposición al contaminante es mantener las ventanillas cerradas, los ventiladores apagados y tratar de aumentar la distancia con el coche de delante en un atasco en un semáforo«.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la contaminación del aire exterior está entre los diez principales riesgos de salud que enfrentan los seres humanos. A su vez, se la vincula con 7 millones de muertes prematuras al año.

Author

Share