Después de años de desencuentros, el regreso de las Spice Girls logró concretarse este año, y el más reciente show de una gira que probablemente culmine con una residencia en Las Vegas hubo una invitada especial:

Adele. La cantante de “Rolling in The Deep” fue a ver a sus ídolas reencontrarse sobre el escenario del icónico estadio Wembley en Londres y publicó las pruebas de su fanatismo en sus redes sociales.

“¡Ey, la última vez que vi a las Spice Girls en Wembley fue hace 21 años! Esta noche, mis queridos, lloré, reí, grité, bailé, recordé y me volví a enamorar de mi yo de 10 años. No es un secreto cuánto las amo, cuánto me inspiraron para llevar adelante mi vida sin mirar atrás.

Finalmente conocí a Ginger (por Geri Halliwell), me emborraché con las chicas y sinceramente no puedo creer lo lejos que llegué.

Gracias por la locura que tengo de vivir: ¡no podría haber llegado acá sin ustedes cinco, leyendas británicas! ¡Las amo!”, escribió en un posteo acompañado por varias fotos y videos.

Este año no fue fácil para Adele, que en abril se separó de su esposo, el empresario Simon Konecki.

La noticia fue informada por los representantes de la actriz a través de un comunicado que aseguró que, a pesar de la ruptura, ambos están “muy comprometidos a criar juntos a su hijo con mucho amor”.

La cantante conoció a Konecki, un empresario de 45 años, en 2011, y en 2012 dio a luz a su primer hijo, Angelo. El casamiento llegó cuatro años después, pero la pareja logró que no trascendiera en los medios.