A buen jefe, mejores empleados: el arte de liderar requiere esfuerzo y generosidad

Author

Categories

Share

Mucho nos quejamos de nuestros jefes, pero ¿cómo nos comportamos cuando asumimos un lugar de liderazgo? Tus empleados te verán como quien está en contra de sus intereses.

Tu principal tarea es demostrarles que esto no es así. Enfoca tu energía en hacerles ver que pueden ayudarse mutuamente y así generar un clima de trabajo placentero, sin perder de vista los roles que ocupan.

Hacele saber que te interesas por ellos: pregúntales sobre su vida fuera del trabajo, explicales cómo su labor se ajusta a los logros que busca la empresa, y que esto también los beneficiará si lo cumplen de manera eficiente. No dejes de escuchar las sugerencias que te acerquen y demuestra interés por esta iniciativa.

Un buen jefe deberá asignar tareas que estén a la altura de las capacidades de cada empleado

Es central que reconozcas y valores sus progresos: no siempre se podrán dar retribuciones económicas, pero una felicitación y una frase de aliento pueden marcar la diferencia en un día de estrés.

Y asegurate de asignarles tareas que estén a la altura de sus capacidades, para que cumplan con tus pedidos sin caer en una frustración que genere rencores en la relación entre ambos.

Author

Share