No ha sido un buen año para la cantante mexicana Alejandra Guzmán pese a que está de gira por Estados Unidos y no ha presentado problemas de salud después de que su vida estuviera en riesgo por un líquido que le inyectaron en el trasero.

Pero para la estrella de la música han sido tiempos difíciles por el distanciamiento con su única hija, Frida Sofía, quien se ha encargado de revelar detalles personales a través de Instagram que comprometen a su familia.

Por si fuera poco, este fin de semana, mientras “La Guzmán” trabajaba en EEUU, un grupo de sujetos se metió a su casa para robar dinero, objetos y hasta una camioneta.

Alejandra Guzmán y Frida Sofía están distanciadas desde hace meses (Instagram)

Alejandra Guzmán y Frida Sofía están distanciadas desde hace meses (Instagram)

Los hechos ocurrieron el pasado 8 de junio en el domicilio ubicado al sur de la capital, según investigaciones de la Procuraduría General de Justicia de Ciudad de México (PGJCDMX). Amagaron a un empleado y lo obligaron a abrir el portón.

Sujetos armados amarraron de pies y manos al empleado y le cubrieron los ojos para que no pudiera identificarlos, según relató el diario Reforma.

Una camioneta GMC Yukon, aparatos electrónicos y objetos de una caja fuerte fueron parte del motín.

Las investigaciones siguen por el delito de robo a casa habitación, y las autoridades esperan encontrar a los responsables.

La camioneta fue recuperada en un centro comercial en la Alcaldía de Xochimilco.

Alejandra Guzmán no se ha pronunciado al respecto del robo del que fue víctima. Tampoco ha hablado más del distanciamiento con su hija, aunque parece que todo ya está dicho.