6 alimentos “quemagrasas” que puedes sumar a tu dieta

Te mostramos los seis alimentos quemadores de grasa que deberías comer esta temporada.

 

  • Chocolate negro

La indulgencia favorita de las dietas en realidad incluye dos ingredientes que se sabe que estimulan el metabolismo: la cafeína y la catequina antioxidante. Solo asegúrate de comer una porción reducida por día para que el azúcar y las calorías no superen el potencial “quemador de grasa” del chocolate negro.

  • Batatas

Pueden ser tu secreto mejor guardado para quemar grasa. Las batatas son una gran fuente de fibra, que te ayuda a sentirte lleno mientras quemas calorías poniendo en funcionamiento tu sistema digestivo.

Y también contienen una hormona que ayuda a regular el nivel de azúcar en la sangre. Elige comer batatas hervidas o cocidas al vapor simplemente sazonadas. Te recomendamos esta ensalada de camote: es picante, paleo y sin gluten.

  • Canela

Esta es la época del año en que la canela es a menudo la estrella, y eso es algo bueno: se ha demostrado que el calentamiento de la especia de otoño ralentiza la digestión y regula el azúcar en la sangre para impulsar su metabolismo.

Puedes picar algunos garbanzos tostados con canela para cosechar los beneficios de esta especia.

  • Peras

Se pueden encontrar varios tipos de peras durante el otoño y el invierno, y hay razones para abastecerse: las peras, como las manzanas, contienen altos niveles de pectina, que se une al agua y limita la cantidad de grasa que absorbe tu cuerpo. Y las peras son excelentes adiciones a los batidos.

  • Pavo

La proteína magra, como la que ofrece el pavo, te mantiene lleno y requiere energía para digerir, lo que significa un aumento del metabolismo. Elije la carne de pechuga sin piel para mantener bajas las calorías.

  • Pomelo

Este cítrico es fruta de estación en otoño e invierno, así que aprovéchalo. Es una excelente fuente de fibra soluble, que puede ayudarte a mantenerte lleno por más tiempo mientras comes menos.

Trata de usar por ejemplo gajos de pomelo en una ensalada abundante para el almuerzo (junto con una vinagreta de pomelo) o prueba un pomelo a la plancha condimentado con miel – es perfecto para el desayuno o el postre.