viernes, diciembre 4, 2020

11 tips para unas fiestas saludables

La Navidad comienza el 24 de diciembre. Sin embargo, las campañas de marketing llevan años tratando de alargar este período, y así convierten las fiestas en una de las épocas del año más sobrecargadas de compromisos y excesos. ¿Qué medidas se pueden tomar para vivir unas fiestas saludables?

11 claves para pasar unas fiestas saludables

1. No intentar perder peso

Durante el período navideño, es muy aconsejable no proponerse perder peso, pues esto, en la mayoría de los casos, derivará en ansiedad.

Esta ansiedad acaba provocando el efecto contrario al deseado. ¿Qué se puede hacer entonces? La solución consiste en proponer metas más asequibles, como no aumentar el peso.

2. Comer bien el resto de los días

La Navidad consta de cinco festividades: noche buena, Navidad, noche vieja, Año Nuevo y Reyes. Por ende, es una buena estrategia limitar el consumo de turrones y mazapanes a esos días.

Es importante asumir que las comidas de esos días van a ser copiosas y abundantes, pero no hay que caer en el error de creer que la Navidad dura todo diciembre.

3. Verdura en la mesa

Las comidas navideñas suelen constar de múltiples platos: canapés, entrantes y, en ocasiones, varios platos principales. Intentar incluir estos días vegetales en las mesas puede marcar la diferencia.

tortilla de verduras

Algunas ideas pueden ser acompañar las carnes de ensaladas variadas o utilizar patés vegetales para picar con crudites de verduras. Otras opciones de entrantes saludables pueden ser unos pimientos rellenos o verduras en tempura.

4. Planificación para unas fiestas saludables

Del mismo modo que hacer la compra cuando se tiene hambre puede tener consecuencias desastrosas, puesto que se tiende a comprar por encima de las necesidades, no definir el menú navideño puede derivar en un excedente de comida.

La solución en este caso es planificar el menú para comprar las cantidades adecuadas y no pasarse. Cuanto menos comida sobre, mejor.

5. Sobras: ¿cómo gestionarlas?

Aún organizando la compra, es muy probable que sobre comida, ¿qué se puede hacer en estos casos?

Es importante repartir y organizar los platos de los siguientes días para evitar comer los días sucesivos lo mismo. Si sobra cordero de una de las comidas, por ejemplo, una opción es acompañarlo de una crema de verduras o un plato de pisto.

Otro de los ingredientes presentes en las comidas navideñas son los langostinos. Si no se consumen todos, pueden incluirse en una ensalada variada para evitar así consumirlos con salsas como la mayonesa.

6. La bandeja de turrones

Los dulces navideños son inevitables en estas fechas. Sin embargo, lo que si puede evitarse es tenerlos a la vista.

Guardarlos en el armario y sacarlos únicamente los días clave son una buena estrategia para no caer en la tentación y conseguir unas fiestas saludables. Al no verlos, hay menos probabilidades de consumirlos.

7. Más tiempo libre, más entrenamiento

El período navideño coincide con el período vacacional de los niños, y también para algunos adultos afortunados. Las vacaciones son una buena ocasión para descansar y disfrutar del tiempo libre en familia.

Practicar deporte en esta época puede resultar complicado, sobre todo en las ciudades, en las que el clima invernal no acompaña. En este contexto, los deportes de invierno ganan importancia. El esquí para los amantes de la nieve es una buena forma de aumentar la actividad física.

Otras opciones sin salir del entorno habitual pueden ser correr la San Silvestre el día de noche vieja o patinar sobre hielo en las pistas navideñas que se suelen instalar en la mayoría de las ciudades.

8. Fiestas saludables: el consumo de alcohol

Las grandes celebraciones tienden a ir acompañadas de alcohol. Popularmente, se dice que brindar con agua da mala suerte incluso. ¿Qué se puede hacer en estos eventos?

El consumo de alcohol debería limitarse para vivir unas fiestas saludables.

Una opción para disminuir el consumo de alcohol es utilizar dos copas: una con agua y otra con vino. Así, si se tiene sed se beberá de la primera y el vino se limitará a los brindis. Por otro lado, si se van a consumir cócteles, es preferible optar por refrescos sin azúcar.

9. Roscón, en Reyes solamente

El postre tradicional del día 6 de enero consiste en un bizcocho relleno de crema y nata. Y como tal, hay que delimitar su ingesta en este día.

10. Compartir el postre

Los postres también forman parte de las comidas y cenas copiosas, y estos suelen ser fuente de calorías y azúcares simples. Pedir en los restaurantes postres para compartir y colocarlos en el centro de la mesa puede ser clave para evitar comer una porción completa.

11. No olvides disfrutar de tus fiestas saludables

Más allá de todo lo anterior, también hemos de considerar que los hábitos que tengamos durante todo el año importan más que lo que podamos hacer en una semana de diciembre.

Por lo tanto, !lo más importante de todo es que no hay que olvidar disfrutar de la compañía!

Latest Posts

MÁS NOTICIAS